Musicoterapia

Las personas somos seres musicales y creativos. 

“Un mar de sensaciones me inundó cuando probé cuando probé la musicoterapia. Te sientes volar y evadirte. Entras en conexión contigo mismo. Sientes la armonía de tus sentidos. Concilias mejor el sueño. Conseguí mejorar mi autoestima y controlé mi ansiedad. Me está ayudando en una etapa muy dura de mi vida. Animo a todo el mundo a probar. Es una sensación única.” V. García.

Todos hemos experimentado alguna vez en nuestra vida el poder de la música para animar, consolar y sanar. Es un lenguaje, una forma de comunicación que, de forma innata, todos poseemos, lo que facilita que cada uno le pueda dar su propio significado y desarrolle su creatividad. La musicoterapia, desde una perspectiva humanista, utiliza los elementos de este lenguaje para lograr objetivos terapéuticos de acuerdo a las necesidades del paciente.

El proceso se basa en el método científico  bajo principios de felixibilidad, adaptación e individualización: Observación, análisis de la realidad, diseño del proceso (objetivos, temporalización, planificación), evaluación, mejoras y nuevo análisis de la realidad.

La música y el sonido calman el cerebro, ralentizan las ondas cerebrales, acompasan la respiración, influyen en la presión arterial, el ritmo cardíaco, el tono
muscular, el sistema inmunitario y favorecen las capacidades cognitivas.

Musicoterapia-grupal-3

Beneficios de la Musicoterapia:

Facilita los procesos de autoconocimiento.

Desarrolla capacidades visibles y latentes, aportando el descubrimiento de recursos, límites y herramientas útiles en el día a día.

Favorece la autorregulación a través de actividades musicales placenteras y creativas que demandan un tiempo de atención determinado.

Promueve el refuerzo del vínculo saludable entre la familia y las personas del entorno directo.

Mejora la atención y el conocimiento del esquema corporal al recibir estímulos auditivos que llegan través de varios sentidos y que requieren control del movimiento y participación activa.

Facilita la sinapsis neuronal y la conexión entre los dos hemisferios cerebrales, favoreciendo  de forma no traumática la canalización y reconocimiento de emociones y estados de ánimo, el conocimiento espacio-temporal  y el lenguaje.

Desarrolla capacidades comunicativas a nivel verbal y no verbal.

Aumenta la capacidad de reconocer el esquema corporal y relacionar el cuerpo con el entorno.

Modifica e integra conductas que les hacen entrar en conflicto y ayuda a descubrir actitudes y nuevas formas de comunicación para relacionarse con los demás.

Reduce los niveles de ansiedad a través de las propias técnicas musicales y la relajación.

Promueve el autoconcepto positivo y aumenta la autoestima.

Baja el tono muscular, especialmente a través de la relajación.

 

Ver temas relacionados: Terapia Vibracional, Masaje Sonoro, Baño Sonoro, Arteterapia, Risoterapia, Quién soy,

Contacto:

Mar. 686 806 365  / unmardeterapias@gmail.com

 

 

Anuncios